Ir a contenido principal
ARTES VISUALES / MARZO 2014 / ACTIVIDAD GRATUITA
Autores ideológicos

Autores ideológicos

Javier Bernasconi, Omar Estela, Marcelo Montanari, Marcela Oliva, Luciano Parodi y Margarita Rocha

Hall P.B

Muestra permanente

Autores ideológicos es un cuestionamiento plástico que procura trascender las limitaciones que toda mirada al pasado impone: la distancia temporal y física que media entre ese cuerpo pretérito y nuestro cuerpo presente. Conscientes de esta imposibilidad, nos propusimos volver a los acontecimientos ya no desde la narración, sino desde su propia materialidad. A través del Falcon, acercamos ese pasado a nuestro presente por medio de uno de sus objetos para, así, poder interpelarlo directamente y construir una escena que nos posicione cuerpo a cuerpo con los hechos.

El Falcon es la materia de la cual emerge una crítica expresada en el despiece. Es, también, el nexo temporal que nos aproxima a ese pasado que intentamos alcanzar para lograr interpretar. El despiece es una acción reflexiva que podría ser leída como autopsia, entendida como acto de mirar con los propios ojos. Es un examen sobre la maquina que busca encontrar causas para poder comprender aquello que, más allá de lo narrado, se nos escapa: el dolor sufrido. La desaparición de cada una de las piezas es el resultado de esta persistente búsqueda de respuestas que se nos resisten, así como las partes de la máquina se oponen a su aislamiento.

El despiece del Falcon es, además, una experimentación acerca de la máquina y lo que ella contiene. Un trabajo que no sólo indaga al hecho histórico desde la máquina posicionada como objeto de intervención, sino que a su vez realiza una crítica cuya objetivación se alcanza a través del estudio del propio instrumento de poder revelado. Surgen de este acto preguntas como qué función tiene el Falcon, qué función se le dio y si hay función inherente más allá de quien la pone en movimiento. Mediante el corte del casco se logró la apertura total del objeto. Y esta consecuente transformación radical devino ineludiblemente en la des-funcionalización absoluta del Falcon máquina que, junto con el color blanco, anuló toda referencia directa, conduciéndolo a un anonimato que exige el re-conocimiento de los autores.

Definimos al des-arme del Falcon como una profunda búsqueda de sentido que procura abrir lo cerrado para romper el silencio impuesto y dar libre cauce a las voces calladas. Una actividad que nos ubica en lo complejo de explicar lo inexplicable y, en el recorrido de la brecha abierta, arribar a la sospecha de que no hubo acontecimientos sin sujetos que los acepten mediante la complicidad del convenio silencioso.