Ir a contenido principal

Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti

CINEMATECA / SEPTIEMBRE 2017

Cine y Poesía 
La métrica de la imagen
CICLO

Cine y Poesía

Métrica de la imagen

Sábados 2 y 9 de septiembre / 18 HS

El ciclo de cine y poesía indaga en los límites y continuidades entre la poesía, entendida como forma de ver o atravesar el mundo donde la pulsión de muerte, la imaginación y la vida se conjugan, y el lenguaje o los procedimientos cinematográficos que la vuelven tangible.

En esta segunda edición, proyectaremos y pondremos en discusión fragmentos de la obra de dos poetas y cineastas: Jonas Mekas y Jean Cocteau.

“La insatisfacción de un niño por la autoridad de sus padres y el pánico de un adulto que afronta una responsabilidad son de la misma naturaleza. No somos ninguna de esas figuras; tal vez seamos menos que uno”. Con estas palabras, Joseph Brodsky, uno de los poetas centrales del Siglo XX, ponía en crisis la idea de un sujeto poético múltiple, fragmentario, definido ya como una otredad por Arthur Rimbaud a fines del Siglo XIX y radicalizado –vuelto múltiple- por Pessoa años después con la creación de sus heterónimos. Para el poeta soviético, a esta altura en el exilio, el sujeto poético contemporáneo se concibe como un yo incompleto, como una transición o búsqueda permanente. En cada obra, en cada lenguaje, ese afán por completar la falta perdura y se potencia.

En ambos casos, tanto en Mekas como en Cocteau, se buscará ahondar en los modos que el sujeto poético tiene de decirse a sí mismo, sea como cruce de fragmentos o movimiento y anhelo de llenar el vacío. En este cruce indeterminado, los protagonistas indiscutidos de los dos encuentros que proponemos serán la experiencia, el cuerpo y la imagen: el territorio que da forma a cada uno de esos universos.

Sábado 2 de septiembre / 18 HS
Fragmentos de obras de Jonas Mekas Correspondencia Jonas Mekas-José Luis Guerin (2011) y As I Was Moving Ahead Occasionally I Saw Brief Glimpses of Beauty (2000)

Fragmentos de obras de Jonas Mekas
Correspondencia Jonas Mekas-José Luis Guerin (2011) y
As I Was Moving Ahead Occasionally I Saw Brief Glimpses of Beauty (2000)

Con la presencia de Emilio Bernini y Sergio Frugoni

Jonas Mekas nació en 1922 en Lituania. En 1944, tras ser detenido por los nazis junto a su hermano Adolfas, es recluido durante ocho meses en un campo de trabajos forzados de la Alemania nazi. Al acabar la guerra, emigra a Estados Unidos, estableciéndose en Brooklyn, Nueva York, y con una cámara Bolex de 16mm comienza a registrar momentos de su vida. Mekas es una de las principales figuras de la vanguardia cinematográfica americana, o, como él mismo la bautiza a finales de los años cincuenta, del New American Cinema. Es a partir de ese momento que Mekas comienza a realizar sus llamados “diarios fílmicos”, construidos a partir de imágenes de distintas grabaciones que va acumulando con el paso del tiempo, creando un espacio para una nueva intimidad reflexiva. Junto a su hermano fundó la revista Film Culture, que pronto se convirtió en la publicación más importante en Estados Unidos dedicada a los estudios cinematográficos, y, desde 1964, dirige los Anthology Film Archives, uno de los mayores depósitos del cine de vanguardia del mundo que funciona también como lugar de proyección. Hasta nuestros días, ha continuado escribiendo poesía y haciendo películas.

Jonas Mekas nos ofrece, en los fragmentos que proyectaremos de dos de sus obras, una visión íntima de su vida, extremadamente potente. En todos ellos, Mekas experimenta con el lenguaje poético y certifica una nueva forma de crear y utilizar las imágenes donde impone un principio fundamental: el cine como “reacción” a la vida.

Correspondencia Jonas Mekas-Guerin – José Luis Guerin (José Luis Guerín y Jonas Mekas, España 2011)
Dirección: José Luis Guerín, Jonas Mekas / Guión: José Luis Guerín, Jonas Mekas / Fotografía: José Luis Guerín, Jonas Mekas / Montaje: Pablo Gil Rituerto / Con la presencia de: José Luis Guerín, Jonas Mekas, Benn Northover, Sebastian Mekas / Productora: Acción Cultural Española, Centre de Cultura Contemporania de Barcelona (CCCB), Centro Cultural Universitario Tlatelolco

As I Was Moving Ahead Occasionally I Saw Brief Glimpses of Beauty (Jonas Mekas, Estados Unidos 2000)
Dirección: Jonas Mekas / Guión: Jonas Mekas / Fotografía: Jonas Mekas / Montaje: Jonas Mekas / Música: Auguste Varkalis / Con la presencia de: Jane Brakhage, Stan Brakhage, Robert Breer, Hollis Frampton, Allen Ginsberg, Ken Jacobs, Peter Kubelka, Adolfas Mekas, Oona Mekas, Sebastian Mekas, Hermann Nitsch, Nam Jun Paike, Andy Warhol / Producción: Jonas Mekas

Sábado 9 de septiembre / 18 HS
Le testament d'Orphée

Le testament d'Orphée

de Jean Cocteau

(Francia, 1959, 83’)

Presentación de libro: Opio. Diario de una desintoxicación de Jean Cocteau (Nulú Bonsai, 2017).

Con la presencia de Sebastián Goyeneche (editor) y Martín Abadia (traductor)

Si la materia del cine radica en lo irracional, lo onírico y lo mítico, como escribió Pasolini, sólo algunos, como Jean Cocteau (1889-1963), lograron realmente acercarse a estas palabras. Poeta, pintor, dramaturgo, novelista, diseñador y escenógrafo, el debut artístico de Cocteau llegó a principios de 1908, con una lectura pública de su poesía cuando tenía dieciocho años. Pero fue entre 1920 y 1929, durante la explosión de las vanguardias en París, que se pusieron en marcha los elementos del universo de Cocteau. Influenciado por sus contactos con Picasso, Modigliani, Satie, Apollinaire y Buñuel, fue durante estos años que publicó varios volúmenes de poesía, adaptaciones de tragedias clásicas y dos novelas cortas. Estas obras refieren constantemente a la tradición poética establecida por Goethe, Coleridge y Baudelaire. Por otra parte, fue el teatro, no el cine, el medio que dominó su formación: escribió diversas obras a través de las cuales dio rienda suelta a su pasión por la mitología clásica. En particular, a lo largo de su vida, Cocteau seguirá regresando a los mitos y figuras de Edipo y Orfeo. Sin embargo, nada lo influyó tanto como la muerte de su amante, el escritor Raymond Radiguet, en 1923. El efecto sobre Cocteau fue sísmico; a las pocas semanas había caído en una fuerte adicción al opio. La muerte y el renacimiento se convertirían desde entonces en las metáforas centrales que Cocteau utilizaría para describir al poeta como un mensajero, capaz de cruzar a otros mundos y traer noticias de lo que allí encontró. Así, en 1930, a la edad de cuarenta años, Cocteau realizó su primera película: el resultado fue un hito vanguardista. Como último medio sinestésico, el cine le permitió alcanzar el nivel de fusión artística que buscaba, combinando la literatura, el melodrama, el dibujo, el diseño y la escenografía en un nuevo contexto. Pero, en el fondo, siempre fue un poeta; sus películas reflejan este hecho y en la actualidad es considerado como uno de los directores vanguardistas más importantes del cine.

El testamento de Orfeo, última incursión de Cocteau en el cine, funcionó como un epílogo a su carrera. En este film, un poeta, interpretado por el propio Cocteau, ve que se acerca la hora de su muerte y decide hacer un balance de su vida y de su obra. Estrenada en 1959, la película encapsula la vida y el trabajo de Cocteau con una minuciosidad definitiva, mezclando pintura y texto, poesía y prosa, hecho y ficción, realismo y fantasía, historia y modernidad, autobiografía y mito. El extremo al que Cocteau llevó las posibilidades del medio cinematográfico da a esta película una energía y un juego visual que sólo Buñuel y Dalí superaron.

Dirección: Jean Cocteau / Guión: Jean Cocteau / Fotografía: Roland Pontoizeau / Montaje: Marie-Josèphe Yoyotte / Música: Georges Auric, Martial Solal, Jacques Météhen / Intérpretes: Jean Cocteau, Claudine Auger, Charles Aznavour, Lucía Bosé, Yul Brynner, Françoise Sagan, Roger Vadim, Edouard Dermithe, Henri Crémieux, Jean-Pierre Léaud, Maria Casarès, Daniel Gélin, François Périer, Jean Marais, Pablo Picasso, Nicole Courcel / Productora: Les Editions Cinégraphiques

ENTRADA GRATUITA SUJETA A CAPACIDAD DE SALA

Las entradas se retiran con una hora de anticipación (2 por persona). No se reservan.