Ir a contenido principal

Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti

Zona Es-cultura Popular

El 26 de junio de 2002, en el marco de una jornada de lucha impulsada por el Movimiento de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón, en la que se cortaron los principales accesos de la ciudad exigiendo trabajo, alimentos, educación, salud, entre otros reclamos; se desató una feroz represión policial ordenada por el entonces presidente provisional Eduardo Duhalde. El epicentro de la "Masacre de Avellaneda" fue en el Puente Pueyrredón y alrededores, pero los hechos de mayor envergadura suceden en el hall de la estación de trenes Avellaneda. Allí fueron brutalmente asesinados Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

A raíz de la búsqueda de memoria y justicia, que impulsan hasta la fecha sus familiares y compañerxs, la estación de tren se fue convirtiendo en un lugar de homenaje y reclamo, en búsqueda de justicia y cárcel para los responsables de la masacre.

Sede de las jornadas culturales y vigilia los días 25 y 26 de junio el espacio devino en una Es-cultura popular, en la cual toda su arquitectura fue intervenida con pintadas, símbolos, objetos, murales, esculturas, poesías y cuadros. Una exposición viva de arte permanente y un espacio de memoria activa.

En enero de 2006 el comisario Alfredo Franchiotti y el cabo Alejandro Acosta fueron condenados a cadena perpetua y otros tres policías a 4 años por encubrimiento. Los responsables políticos de la masacre continúan libres.

Del 30 de octubre a marzo 2022

Horario de visitas

De martes a viernes de 12 a 20 HS
Sábado, domingos y feriados de 13 a 21 HS
Entrada gratuita
No requiere reserva previa

#NosSeguimosCuidando

¡Seguí todas nuestras actividades en las redes!